Entra y descubre la receta

Gyozas manchegas

“GYOZAS MANCHEGAS” Una auténtica receta de cocina fusión japo-manchega

Si hay algo que nos gusta en www.atascaburras.com es innovar con diferentes ingredientes, y si mezclamos ingredientes de diferentes culturas mejor que mejor. A esto se le llama cocina fusión. Con la receta de hoy, hemos querido hacer precisamente esto mismo, fusionar uno de los platos de moda de la cultura japonesa, como lo son las gyozas, con uno de los productos estrellas de la cocina española, como lo es el cerdo.

Las gyozas son un tipo de empanadilla de origen japonés. La masa de estas “empanadillas” son una masa fina de harina y normalmente se elaboran rellenas de carne de cerdo picada y verduras. El procedimiento para cocinar las gyozas suele ser principalmente marcándolas a la plancha, y posteriormente cocinándolas al vapor, con una vaporera de bambú. Ya sabéis que en atascaburras.com somos muy de estar por casa, y no hace falta que utilicéis una vaporera para realizar esta receta de cocina, ya que os diremos como hacer esta receta sin utensilios de cocina “extras”.

Para el que no conozca las gyozas, podéis ver como se hacen de la forma tradicional pinchando aquí

En nuestro caso como nos gusta ofrecerte recetas originales, os vamos a enseñar a elaborar esta receta de gyozas con un relleno espectacular. El relleno consta de manitas de cerdo, un sofrito de cebolla y setas, un pelín de panceta ibérica, todo ello regado con una pizca de vino oloroso. La salsa que las acompaña es una reducción de vino de Oporto. A este plato lo hemos bautizado con el nombre de “Gyozas manchegas”, ya que en la mancha abunda y nos gusta comer la carne de cerdo. Hay un dicho que dice que del cerdo se aprovecha todo, hasta los andares. Pues en este caso así es, ya que las rellenamos con manitas de cerdo, las cuales a nosotros nos encanta, y los andares puede que los hagamos igual que el cerdo, después de comernos todas las gyozas, porque no va a sobrar ni una de lo buenas que están!

La masa de las gyozas, se denomina pasta wonton. La podéis conseguir en grandes superficies, en tiendas especializadas en productos asiáticos ó por internet, en páginas como esta, pincha aquí

Este es un plato perfecto para preparar cuando tengas invitados en casa. Tus invitados quedarán gratamente sorprendidos. Puedes preparar las gyozas rellenas de manitas de cerdo como un entrante ó aperitivo. Si quieres conocer más aperitivos ó entrantes originales puedes entrar en nuestra sección de aperitivos

INGREDIENTES PARA ELABORAR LAS “GYOZAS MANCHEGAS”

Ingredientes para esta receta original

Ingredientes para 4 personas

  • Masa wonton (yo suelo comprar paquetes de 200 gr, y sobra la mitad)
  • Dos manitas de cerdo
  • 200 gramos aprox. de setas surtidas (yo las cogí de bote. También las venden congeladas)
  • Dos filetes de panceta de cerdo
  • Dos zanahorias
  • Dos cebollas
  • Dos hojas de laurel
  • Un puñadito de pimienta negra
  • 4 ó 5 clavos
  • Un vasito de vino oloroso de Jerez (opcional)
  • Un vaso de vino de Oporto
  • Una cucharadita de harina de maicena
  • Un vasito de agua
  • Sal
  • Aceite de oliva

Ahora que habéis tomado nota de la lista de ingredientes, pasamos a describiros los pasos para realizar esta gran receta original y económica, con la que quedarás como un auténtico rey de la cocina.

ELABORACIÓN PASO A PASO DE LAS GYOZAS RELLENAS DE MANITAS DE CERDO Y SETAS

Elaboración

  1.  Las manitas deben de estar partidas por la mitad, para que nos sea más fácil deshuesarlas. Normalmente las venden ya así preparadas, y limpias de pelos.
  2. Primero empezamos escaldando las manitas. Para ello, en una olla con agua fría, metemos las manitas y les damos calor para que hierba el agua. Únicamente las tendremos un par de minutos desde que empieza a herbir. Este paso lo hacemos para quitar todas las impurezas de las manitas de cerdo. Esas impurezas aparecen en forma de espuma.
  3. Una vez escaldadas, las retiramos de la olla y las pasamos por debajo del grifo, para limpiarlas bien de la espuma que les haya podido quedar.
  4. Ahora toca cocer las manitas junto con las verduras. Echamos en una olla las manitas, las dos cebollas partidas en cuartos, las dos zanahorias partidas por la mitad, las dos hojas de laurel, las bolas de pimienta y las especias de clavo. Si lo hacemos con olla express, en unos 20 minutos estarán listas. En nuestro caso, como somos muy clásicos, hemos utilizado una olla normal. En olla normal, las hemos tenido dos horas con la tapa puesta.
  5. Mientras en una sartén sin aceite (ya que la panceta tiene suficiente grasa) doramos por ambos lados los filetes de panceta. Troceamos y reservamos.
  6. Una vez cocidas las manitas, las dejamos atemperar, y sin que se hayan enfriado del todo, ya que sino nos será muy difícil deshuesarlas, procedemos a quitarles los huesos. Recomendamos hacerlo con las manos.
  7. Troceamos las cebollas y las zanahorias que hemos usado para cocer las manitas. Doramos un ajo picado y a continuación salteamos las cebollas y las zanahorias en una sartén con dos cucharadas de aceite de oliva. Dejamos que se hagan bastante bien, que cojan colorcito.
  8. Añadimos las setas y dejamos pochar con el resto de verduras.
  9. Troceamos las manitas e incorporamos al salteado anterior.
  10. Una vez que se haya sofrito el conjunto y haya cogido buen color, echamos la panceta para mezclar con el resto. Después echamos un vasito de vino oloroso ó vino de Jerez. Este paso es opcional, si no tenéis no pasa nada.
  11. Dejamos evaporar el alcohol del vino y reservamos.
  12. A continuación, con la ayuda de una picadora, metemos el salteado de manitas con las verduras y picamos dejando trocitos pequeños, los cuales harán más agradable degustar las gyozas.
  13. Ponemos una cucharada de la picada en cada oblea de masa wonton para gyzsas. Pasamos el dedo húmedo por el borde y cerramos haciendo pliegues en forma de media luna. Si este paso no te aclaras, puedes cerrarlas con un tenedor como si fueran empanadillas. Al fin y al cabo tus comensales después de probarlas te perdonarán no haberlas cerrado con el método japones.
  14. En una sartén con un poquito de aceite de oliva doramos las gyozas por un lado. Una vez que hayan cogido color, echamos un vaso de agua (que cubra las gyozas por la mitad aproximadamente), ponemos la tapa y dejamos cocer hasta que se haya evaporado el agua.
  15. Para la reducción de vino de Oporto: en un cazo ponemos un vaso de vino de Oporto y calentamos hasta que evapore el alcohol. Una vez evaporado echamos medio vaso del caldo de cocer las manitas. Echamos un poco de agua fría (1/4 del vaso) y ponemos una cucharadita de harina de maíz, damos vueltas y añadimos a la salsa. Dejamos al fuego dando vueltas de vez en cuando hasta que la salsa haya reducido bastante y haya cogido la textura adecuada.
  16. Ahora ya por fin amig@s, toca darse un homenaje y degustar esta pedazo de receta! Se pueden coger con palillos al más puro estilo japo o en su defecto con tenedor, o porque no, a la antigua usanza de hacerlo con la mano. Al fin y al cabo estáis en vuestra casa, por lo que comerlas como más os plazca 🙂

 

 

 

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*